Sexo y redes sociales según @becaria_


Autor: Pablo David Martín Comentarios: 0

becariaLa semana pasada hablando sobre el tema que vamos a tratar mañana en el Tapas and Tweets de Zaragoza, que es “Sexo y redes sociales”,me sugirieron en Twitter que podría venir a la mesa @becaria_ al tener los invitados ya confirmados, le propuse hacerle una pequeña entrevista y ella accedió encantada, preparamos unas preguntas con David Rosuero, y esto es lo que nos ha contado.

Tienes una tienda erótica online, blogueas en una web de adultos, tienes cuenta en Facebook, Twitter y canal en Youtube, ¿cuales fueron tus comienzos en esto de Internet?

Hace tiempo me creé la identidad de “Becaria” para escribir en una web con contenidos porno. Con el tiempo, me registré en Twitter, sincronicé bien con esta red social y fue ahí donde me surgió la idea de crear un sexshop, aprovechando que me encanta el mundo del placer y de los juguetes sexuales.

De todas estas redes nos podrías decir cual es la que más te gusta y cual es la que más notas que te reporta beneficios “profesionales”, es decir, si notas que el tener muchos seguidores en Twitter, por ejemplo, repercute sensiblemente en las ventas de tu tienda online o ser conocida a través de Facebook ha facilitado que te contraten en algún sitio.

Todo lo que muevo del sexshop en redes sociales, se limita a Twitter. En Facebook tengo página, pero la verdad es que no le hago todo el caso que debería, nunca me ha terminado de llenar, son muy tiquismiquis con los contenidos para adultos. Y en Twitter, cuando lo trabajo un poco,  las consultas aumentan y repercuten en ventas. Sin duda, el hecho de tener una cantidad considerable de seguidores, influye positivamente en las ventas, todos somos “consumidores potenciales” de algún producto sexual 🙂

Siempre se ha dicho que “Internet is for Porn”, parece que gracias a Internet y las redes sociales estamos viviendo un conocimiento de la sexualidad sin precedentes y la posibilidad de conocer y estar en contacto con miles de personas, al mismo tiempo expertos alertan de la disminución de las relaciones personales y sexuales. Recientes estudios nos dicen que las relaciones virtuales representan hasta 75% de las interacciones so­ciales de las personas de 16 a 52 años de edad. ¿Qué te parece esta contradicción?

El otro día me quedé con una frase del escritor Umberto Eco que decía: “Internet es una cosa y su contraria. Podría remediar la soledad de muchos, pero resulta que la ha multiplicado”, y creo que tiene toda la razón. Si bien Internet permite abrirte al mundo, a la información, al sexo,  si no lo utilizas bien y lo interiorizas, todo se queda en tu “yo introvertido”, no te hace avanzar en tu sexualidad. Es decir, no se puede sustituir la relación física entre dos personas por una masturbación a solas con ayuda de la tecnología como único hábito.

Hace diez años, antes de que tuviéramos Twitter o Facebook, las relaciones entre las personas eran algo que permanecían en privado. En los últimos años, las redes sociales han hecho increíblemente fácil el hecho de compartir detalles, muchas veces íntimos, de nuestras vidas con completos extraños ¿crees que este cambio radical en la privacidad de las personas ha afectado también a la sexualidad? ¿estamos en una época de sexualidad más “desenfadada” o sigue siendo todavía un tema bastante tabú?

Aunque siga habiendo bastante tabú (relaciones homosexuales, relaciones liberales, intercambio de parejas, placer prostático del hombre…), yo creo que sí ha servido para “normalizar” el sexo, para convertirlo en un tema más social y no en una parcela intocable. El sexo es una necesidad básica del ser humano, como comer, beber o ir al baño, y que sea tratado como algo más, enriquece al conocimiento y a las personas para su disfrute más libre y desenfadado.

Hemos avanzado mucho en las relaciones a distancia desde el sexo telefónico, de hecho parece haber una corriente tecnológica en el mercado de los artículos eróticos, se han llegado a desarrollar dispositivos para conectar al ordenador y poder mantener relaciones sexuales mediante una especie de “videoconferencia”. ¿Que opinión te merece este tipo de “gadgets”? ¿ves cercana la posibilidad de un futuro en el que las relaciones personales se hagan a distancia con idéntico resultado a hacerlo “cara a cara”?

Yo personalmente no he probado estos juguetes sexuales de conexión remota para parejas, aunque los veo como un aliciente sexual, un morbo más en la distancia, ya sea utilizado con la pareja o con un desconocido, pero para nada los encajo como un sustitutivo del sexo real, del contacto físico con la otra persona, con su tacto, su olor, su sabor. Eso no lo da un aparato de plástico, por caro y fantástico que sea.

Podéis seguirla en:

www.twitter.com/becaria_
www.labecaria.com

http://www.sexshopbecaria.com/es/

 

Muchas gracias a @becaria_ por tú tiempo! 😉

No tags